EPISODIO 17 – La retinopatía diabética

DAVID SÁNCHEZ: Hola y bienvenido a este nuevo episodio de Canal Retina.

Hoy vamos a hablar de la retinopatía diabética, porque todos los años, en el mes de noviembre, se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Por eso, en Canal Retina, no podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar de esta patología.

Para ello, nos acompaña la doctora Inmaculada Sellés Navarro, que es profesora titular de la Universidad de Murcia en el área de Oftalmología y doctora en el Hospital Universitario Reina Sofía de la ciudad de Murcia y especialista en retinopatía diabética.

Deja que te recuerde que este podcast lo puedes escuchar en www.canalretina.org y que puedes seguirnos en twitter en @canal_retina

Nos gustaría agradecerte que estés al otro lado, escuchándonos, compartiendo nuestros contenidos y sugiriendo temas para tratar en nuestro podcast. A todas las personas que nos escuchan aquí en España, desde donde hablamos, y también a todos los que nos escucháis desde Latinoamérica y desde Estados Unidos.

Comenzamos

Muchas gracias doctora Sellés por aceptar la invitación de Canal Retina.

DRA. SELLÉS: Encantada de compartir este rato con vosotros.

DAVID: La primera pregunta es obligada. En este podcast pretendemos ser educativos y explicar a la gente lo relacionado con nuestras temáticas. ¿Qué es la retinopatía diabética y qué tipos existen?

DRA. SELLÉS: Como indica el nombre, la retinopatía diabética es la afectación de la retina por la diabetes. La diabetes es una enfermedad multisistémica, que no solamente va afectar al ojo, sino que afecta a muchos otros órganos. Con la retina, al igual que ocurre con el riñón, se produce por una afectación de los vasos capilares pequeñitos y ello conlleva una serie de alteraciones que pueden suponer un déficit visual importante. Pero también es importante tener en cuenta que la diabetes no solo afecta a la retina en el ojo, también tiene otras afectaciones, aunque menos frecuentes que la retinopatía diabética, como puede ser que aparezca una visión doble, porque se altere el movimiento de los músculos extraoculares. O pueden aparecer más precozmente las cataratas. O puede haber una afectación del nervio óptico.

DAVID: ¿Todo eso son síntomas menos frecuentes colaterales?

DRA. SELLÉS: Sí, son más manifestaciones de la afectación de la diabetes a nivel oftalmológico, aunque es verdad que la más frecuente es la retinopatía diabética.

DAVID: ¿Existe para una persona mayor riesgo de padecer una retinopatía diabética en función del tipo de diabetes que sufra o en función de la edad a la que se le manifiesta la diabetes?

DRA. SELLÉS: En el caso de la diabetes tipo 1, que es la que se manifiesta más tempranamente y se produce por un déficit en la secreción de insulina, los estudios indican que casi el 100% de los afectados, al cabo de quince años del debut de la diabetes, van a tener alguna manifestación oftalmológica, como la retinopatía diabética. No tiene que ser avanzado, pero sí empiezan a aparecer signos de esta patología. Hay que tener en cuenta que la diabete tipo 1 es menos frecuentes que la diabetes tipo 2. Y el hecho de que aparezca antes y la perspectiva de vida sea más larga puede conllevar a una retinopatía diabética más grave. Aproximadamente un 25% de los pacientes con retinopatía diabética con diabetes de tipo 1 desarrollan formas avanzadas de esa retinopatía.

La diabetes tipo 2 es mucho más frecuente, aparece en edades más avanzadas y, entre un 60% y un 80% de los afectados van a padecer retinopatía diabética a los 15 años de la enfermedad. Lo que ocurre es que en el caso de estas personas puede pasar mucho tiempo hasta que se les diagnostica la diabetes y, en el momento en que se diagnistica, conviene hacer una revisión porque es posible que ya tengan algún signo de retinopatía.

DAVID: ¿Qué debe vigilar en su vista una persona con diabetes, a  qué alertas debe estar atento?

DRA. SELLÉS: No hay que fijarse en ningún síntoma. El hecho de que seas diabético indica que debes tener tus revisiones oftalmlológicas. Ocurre que hay personas que acuden al oftalmólogo cuando notan pérdida de visión y pueden ser que sea demasiado tarde. También puede ocurrir             que se presenten signos de retinopatía diabética muy avanzadas y que no tengan ningún síntoma, aunque sí se ven signos muy avanzados en un fondo de ojo. Por eso, la agudeza visual, que veas mejor o peor, no es sinónimo de que estés mejor o que esté más avanzada la retinopatía diabética, no está relacionado. Todo paciente diabético necesita sus revisiones periódicas, que el oftalmólogo le ajustará dependiendo del tiempo de evolución, de factores de riesgo…

DAVID: ¿La retinopatía diabética tiene algún componente genético?

DRA. SELLÉS: Parece ser que hay factores genéticos predisponentes, pero no hay un factor genético claro. En la retinopatía diabética, parece ser que en las formas más graves pueden estar asociadas a algún tipo de componente genético, pero tampoco es rentable ahora determinar si existe o no ese factor.

DAVID: ¿Los daños que provoca la retinopatía diabética en la visión son irreversibles?

DRA. SELLÉS: La retinopatía diabética tiene un amplio espectro de lesiones en el ojo. Hay lesiones que una vez instauradas están ahí y no son reversibles, pero hay otras que se pueden mejorar. La causa de disminución de agudeza visual más frecuente en la diabetes es el edema macular, que es la acumulación de líquido en las capas de la retina y, cuando este líquido se acumula en la zona de máxima visión, conduce a una disminución de la visión. Actualmente, disponemos de algunos fármacos bastante eficaces que pueden revertir esta situación, pero debemos vigilar constantemente, porque una vez desarrollado ese edema macular, la posibilidad de que permanezca es muy alta en el momento en que en dejamos de tratar o de que espaciamos el tratamiento con esa medicación. Esa sería la parte recuperable. Luego hay una parte que no es tan recuperable que es la que deriva de la falta de oxigenación de la retina, que se va perdiendo poco a poco y se produce una obstrucción de los capilares.

DAVID: ¿La retinopatía diabética es degenerativa?

DRA. SELLÉS: Desgraciadamente, sí. Pero la parte positiva es que cuando hay un buen control metabólico, cuando el seguimiento es adecuado, cuando el paciente es consciente de la seriedad del asunto, se puede enlentecer mucho la progresión.

DAVID: ¿Existe alguna forma de prevenir para que el hecho de tener diabetes no provoque que vayas a tener problemas en la visión?

DRA. SELLÉS: Lo que se puede hacer es retrasar la aparición de esos problemas y que, si aparece, la progresión sea muy lenta. Eso depende del grado de control metabólico, de controlar factores de riesgo asociados, como la obesidad, la hipertensión o la alteración de los lípidos. Todo eso favorece que la situación de la retinopatía diabética empeore. Una persona que sea consciente de su enfermedad y que sea capaz de controlar estos factores de riesgo, la aparición de la lesiones en el ojo se va a alargar mucho y la progresión va a ser muy lenta.

DAVID: ¿Hay algún tratamiento para la retinopatía diabética?

DRA. SELLÉS: La retinopatía diabética presenta diferentes grados de evolución. Si empieza a haber inas lesiones porque se obstruyen los capilares y falta oxigenación, la respuesta de la retina es liberar unos factores para que se liberen más capilares y poder oxigenar el tejido. Esa respuesta resulta exacerbada y descontrolada y conlleva a la formación de nuevos vasos de muy mala calidad, se rompen y pueden dar lugar a hemorragias vítreas y disminución de visión. Pueden conllevar a más complicaciones que pueden terminar incluso en un desprendimiento de retina. Se complica mucho. Este tipo de alteración retiniana, cuando existen esas zonas isquémica de falta de oxigenación, se tratan con láser.

Cuando hay un edema, hay tratamientos médicos, como he comentado antes.

DAVID: ¿Qué hábitos de vida debe tener una persona con diabetes para estar sana y no ver muy afectada su visión?

DRA. SELLÉS: Es importante aceptar la enfermedad. Muchas veces se vive como rechazándola, porque hasta que no aparecen los síntomas que te indican que algo funciona mal, no se hace caso. No das síntomas, vives bien, a pesar de tener niveles de glucemia altos, pero no te alteran tu vida habitual. La aceptación, entender la enfermedad es muy importante. Es fundamental poner medios, aunque no sienta nada, porque luego, a largo plazo, pueden aparecer muchas complicaciones y, una vez que aparecen, es muy difícil volver atrás. Hay que evitar una vida sedentaria, hacer un control adecuado de la glucemia, controlar los factores de riesgo. De todas formas, afortunadamente, ha cambiado mucho en los últimos años el control de la diabetes y, por tanto, las manifestaciones patológicas de esta enfermedad. Recuerdo que hace no más de veinte años, nos llegaban pacientes con unas lesiones de retinopatía diabética que nos echábamos las manos a la cabeza porque eran impresionantes. Y eso era muy difícil de controlar. Pero desde que se pusieron en marcha, en los centros de salud, los programas para diabéticos y los controles ha cambiado el panorama tremendamente.

DAVID: Para muchas patologías de la retina, se recomiendan filtros de corte. ¿Son recomendables para la retinopatía diabética?

DRA. SELLÉS: Son aconsejables si el paciente está más cómodo con ellos, pero no está demostrado que eso pueda beneficiar o retrasar la evolución de la enfermedad.

DAVID: ¿Qué volumen de personas con retinopatía diabética recibís en consulta?

DRA. SELLÉS: Muy alto. La retinopatía diabética siempre ha sido unas de las patologías más frecuentes en retina, junto con la DMAE. Son enfermedades crónicas. A un paciente con retinopatía diabética lo tienes que seguir de por vida. El volumen de pacientes es muy alto y son muy demandantes. Si está controlado, puedes hacer revisiones anuales o bianuales, pero si presentan síntomas, hay que hacer seguimientos mensuales, cada tres meses o semestrales. Requiere mucha atención médica.

DAVID: En Canal Retina, nos gusta siempre preguntar por la investigación. ¿Hay esperanzas de que la ciencia evoluciones y hallar una solución a esta enfermedad?

DRA. SELLÉS: La investigación siempre está en marcha para intentar entender el mecanismo fisiopatogénico de la diabetes y actuar sobre las diferentes vías implicadas en el desarrollo de las lesiones. Y, por otra parte, también existe mucha investigación sobre el tratamiento, con la búsqueda de fármacos cada vez más efectivos, que se puedan administrar a más largo plazo, porque lo que se está dando ahora que es efectivo para el edema macular hay que darlos reiteradamente y requiere inyecciones intraoculares muy frecuentes. Hay una constante investigación para hallar fármacos con más eficacia, con una vida más larga y con ausencia de efectos secundarios.

DAVID: Hemos aprendido mucho de esta enfermedad que, debido a la vida que llevamos y la sociedad en la que estamos, es una enfermedad a tener muy en cuenta y en la que tener vigilados nuestros ojos. Muchísimas gracias.

DRA. SELLÉS: Gracias a ti por el tesón y el empeño que pones para que esto sea posible. Encantada de estar aquí.

DAVID: Nos despedimos. Si te ha gustado el episodio, dale a Me Gusta. En nuestra web o en el Canal de Youtube de la Asociación Retina Murcia (RETIMUR) y en las plataformas más populares de podcast, Spotify, Ivoox, ApplePodcast y Google Podcast.

Hemos llegado al final. Esperamos que seas muy feliz y recuerda que RETIMUR mira por ti.

Podcast producido con la colaboración de Logo Novartis


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.